page contents

Así era Alexandra Narváez, una de las víctimas del accidente de la Autopista

Yenny perdió la vida junto a su madre, Maritza, en un siniestro cuyas causas aún no han sido completamente esclarecidas, pero entre las que se estudian la imprudencia de las víctimas y la velocidad del vehículo implicado.

Yenny, nacida el 18 de julio de 1985 era Comunicadora Social y Periodista y actualmente se encontraba buscando empleo en la ciudad.

Maricel Ruiz, una de sus mejores amigas del colegio, la describió como «un ser humano impecable y único».

Dijo que la joven de 33 años era una excelente hija y amiga. «Esta noticia nos tomó por sorpresa y más por la manera en cómo se expandió. Pueden llamarlo imprudencia, error, o como quieran. Todos somos seres humanos y nos equivocamos. Ese error nos lleva hoy en día a sufrir esta tragedia con ella», dijo su amiga.


Maricel estudió con Yenny en la Institución Educativa José María Vivas Balcazar.

No tenía hijos y solo vivía en Cali junto a su madre, quienes compartían grandes momentos juntas y eran muy apegadas, según lo registraba en sus redes sociales.

A ‘Alexa’, como la llamaban sus amigos, la describían como una mujer que le gustaba luchar por lo que quería. Con solo 33 años, pasó por diferentes trabajos en los cuales se destacó. Estuvo en el Grupo Coomeva y trabajó en emisoras radiales, como Todelar y Radio Armonía. También estudió en el Centro Cultural Colombo Americano.

Era una mujer fiel creyente de Dios. En Facebook describía a Jesucristo como su «ejemplo». «Él murió por ti y por mí. No hace falta otro milagro para en ti poder creer. Tan solo el milagro de volver a nacer», dice uno de los textos de la presentación de su perfil.

Esto lo corroboró otra de sus grandes amigas, ‘Marita’, quien dijo que «a pesar de los inconvenientes, ‘Alexa’ mantenía intacto su amor por Dios».

Además, la describió como una mujer «muy amorosa con su propia madre. De esas amigas que siempre te daban un buen consejo y su actitud era siempre alegre».

Yenny era amante de su sobrino. En la mayoría de las publicaciones en sus redes sociales se le ve muy feliz junto al pequeño, a quien además le deseó miles de bendiciones. «Dios te guardará siempre», era uno de los tantos mensajes que le escribía.

Le gustaba escuchar Radio Tiempo, los caballos y salir mucho con sus amigos, según lo que mostraba en su Facebook.

«Toda la comunidad del Vivas Balcazar está conmovida por el hecho, especialmente nuestra promoción. Todos sus amigos y compañeros nos unimos porque no solo fue ella sino su mamá. Solo queda tomar conciencia por lo ocurrido», expresó Maricel Ruiz.

Sobre los hechos, Maricel relató que Yenny salía de una clínica del sector luego de realizarse unos exámenes en su mano, pues iba a ser operada en los próximos días. Su madre simplemente la acompañaba.

 

Habla una testigo del hecho

Una cuestión de abrir y cerrar los ojos.  Así fue para Paula Andrea Ramírez el siniestro del lunes.

Ella iba pasos atrás de las víctimas por la Autopista cuando ocurrió el choque.

«La camioneta iba exageradamente rápido. Sé que fuimos imprudentes por no utilizar el puente que lo teníamos arriba de nosotras, pero también fue imprudencia de ellos porque iban muy rápido».

Frente a la situación, la mujer dijo que al momento de atravesarse la Autopista Suroriental, vio cuando la camioneta venía y decidió devolverse. «ahí volteo a mirar y el vehículo ya había atropellado a las dos mujeres. Fue horrible».

Añadió que «luego se bajaron tres jóvenes del carro que no tenían ni siquiera 18 años y ahí llegaron las autoridades. Yo solo quiero que las cosas sean justas».

Autoridades investigan

Juan Carlos Orobio, secretario de Movilidad de Cali, aseguró que los hechos están siendo investigados por las autoridades de tránsito para determinar si el vehículo conducía con exceso de velocidad.

Mientras tanto, los familiares adelantan el respectivo proceso para darle cristiana sepultura a las víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *