Cinépolis estrena salas para niños

Más allá de ir al cine para ver una película infantil, la multinacional mexicana Cinépolis decidió transformar esta experiencia para que los más pequeños la puedan vivir al máximo. Pensando en lo fácil que un niño se distrae, se cansa o siente ganas de moverse por todos lados, decidieron crear unas salas de cine especialmente para chicos.

Estas salas cuentan con un ambiente adecuado para ellos donde hay tanto sillas tradicionales, como puffs de acomodación doble y sofás. Pero no siendo suficiente, los niños podrán lanzarse de un tobogán que atraviesa el lugar para caer en una divertida piscina de pelotas.

Y claro, llega la pregunta: ‘¿en qué momento pueden hacer todo esto? ¡se perderán la película!’ Pero no. Teniendo en cuenta la corta atención de los menores, Cinépolis dispondrá de un receso para que aprovechen ambos momentos.

“Las películas infantiles que se presentan en la Sala Junior tienen un intermedio de 15 minutos, durante los cuales los niños pueden quemar energía usando el tobogán, la piscina de pelotas o simplemente jugando con otros niños”, explica Liz Nataly Sánchez -ejecutiva de mercadeo de Cinépolis Colombia-, quien aclara que estos espacios también están habilitados antes del inicio de la proyección.

Por el momento, son solo tres las salas que funcionan en Colombia. Las nuevas son en Cali, en el Centro Comercial El Limonar, y en Bogotá, en Hayuelos. Esta última tiene una capacidad para 103 personas y está funcionando desde mediados de junio. Sin embargo, en el Cinépolis de Plaza Claro ya existe una Sala Junior, que funciona desde el año pasado.

Pero fuera de la emoción que puede significar para los niños los juegos, también hay diferentes opciones en la acomodación. En venta individual está la silla tradicional y el cómodo sofá cama. Pero además, también está la posibilidad de comprar una acomodación doble, para que el pequeño esté más cerca de sus familiares y disfrute la película con mayor comodidad. En esta opción se encuentra el puff pequeño y el grande.

Las cuatro referencias cuentan con los habituales soportes para gaseosas y sus precios van desde $10.000 hasta $40.000, dependiendo de la acomodación, el día de la función y el formato. Por ejemplo, la más cara sería una función de domingo en 3D y en acomodación doble, lo que costaría $40.000 para dos personas que no estén afiliadas.

Los horarios de programación de las películas estarán desde la apertura del múltiplex hasta el cierre del mismo, y la condición para acceder a las salas es que todo menor debe ir acompañado de un adulto que se haga responsable de él y que ningún adulto puede entrar a la sala sin la compañía de un niño.

“Las salas Junior de Cinépolis nacen de identificar en padres y madres la necesidad de encontrar un espacio único en el cine para niños. Más allá de un título de una película se buscaba convertir este plan familiar en una experiencia inolvidable para los más pequeñitos”, puntualiza Sánchez.

Más información en www.cinepolis.com.co/sala-junior

Fuente: EL Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *